Últimos temas
» Carrera GT2 en ACVRA !
por LRatafia Sáb Feb 13, 2016 3:47 pm

» FUN Ferrari 288 GTO - Domingo 14/02/2016
por Cristian Cuesta Vie Feb 12, 2016 12:16 pm

» Nuevas mejoras gráficas en pistas para la 1.5
por LRatafia Mar Feb 09, 2016 9:40 pm

» Guia de Setup de Maidire
por Cristian Cuesta Jue Ene 28, 2016 11:28 pm

» Llamas de escape mas reales... ?
por Cristian Cuesta Miér Ene 27, 2016 3:34 pm

» Solucion para las penalizaciones en los champs??
por LRatafia Miér Ene 27, 2016 2:30 pm

» FUN Domingo
por Agus1601 Dom Ene 24, 2016 9:50 pm

» [R2P] Domingos 21 Hs y Lunes 22 Hs (R2P) - Torneo Ford Escort RS1600
por Assetto Corsa Vie Ene 15, 2016 7:54 am

» Oculus Rift
por LRatafia Lun Ene 11, 2016 11:49 am

» [F.Abarth] Domingos 22 Hs - 4ta. Fecha Barcelona Moto !
por LRatafia Miér Ene 06, 2016 2:48 pm

» ayuda
por Wy0f Mar Ene 05, 2016 3:04 pm

» *** Guía para los que comienzan ***
por Mad Kingdom Dom Ene 03, 2016 2:35 pm

» Sonidos de Fonsecker
por LRatafia Dom Ene 03, 2016 1:03 pm

» Lotus Exige 240R Cup series - Fin de Año 2015
por OgRo Vie Ene 01, 2016 9:05 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el Mar Feb 10, 2015 10:08 pm.
Menu

Mister Monaco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mister Monaco

Mensaje  Invitado el Jue Ene 24, 2013 10:15 am

El contraste entre Jim Clark y Graham era enorme, uno conocido por su habilidad sobre natural, su cuidado y poco abuso de su equipamiento contra alguien que era un trabajador duro y exigía a su equipamiento, cuando a esto se le agrega el reto de manejar en Mónaco, un lugar donde el margen de error es minúsculo, precisión es premiada y el conservar coche un pre requisito, uno pensaría que un piloto con las aptitudes de Jim Clark seria supremo en ese sitio, el título de Mr Mónaco fue en los 60s entregado de manera simbólica a Graham quien pareció siempre el personaje ideal, como embajador del deporte de forma natural no tenía rivales y en cuanto a manejo en las apretadas calles del principado, dejo poca duda de que era un gran merecedor de ese título.

Clark consiguió solamente el consuelo de obtener pole cuatro veces y 2 vueltas rápidas en 6 largadas con un total de 3 puntos, Graham conseguiría 2 pole, 2 vueltas rápidas en 17 largadas, 10 llegando al final, 12 clasificaciones , 5 victorias, 3 de ellas de corrido y 7 podios consecutivos para un total de 58 puntos, para aquellos que gusten de records, Graham largaría en su primer GP en Mónaco 1958, pasaría los puntos de Fangio en Mónaco 1970 y su GP número 150 sería también en el principado en 1973, también seria en Mónaco que en 1975 sufriría su única no clasificación.

Mónaco comenzó a disputarse en 1929, el mismo año en que Graham venia al mundo, Mónaco y Graham parecían estar conectados muy profundamente y era el sitio donde Graham podía desplegar toda su diplomacia, talento, dentro y fuera de pista, Hill era una persona que aprendía rápido, no tendía a repetir errores, llevaba consigo una serie de diarios en que anotaba cada uno de los detalles que creía podrían servirle de algo, sea estrategia, la pista o cambios en el coche, los mecánicos a veces lo consideraban un hombre difícil no por su carácter, sino porque Graham demandaba de sí mismo el máximo y esperaba que los demás hicieran lo mismo, estaba pendiente de cada cambio y no dudaba de revisar sus notas si creía ver algo fuera de sitio.

A la vez que Hill era un estudioso, también tenía disciplina, su tiempo en la marina y con los remeros le habían enseñado sobre soportar dolor, preparase para sufrir y la dedicación física, todos estos atributos eran de fundamental importancia si se quería durar el largo y pesado trabajo de ser piloto, en particular en las calles de Mónaco donde la concentración , precisión y estado físico eran puestos a prueba, Hill comprendió desde un principio que ganar e un GP era muy especial pero Mónaco era la joya más brillante, para conseguirlo se encargó de estar al tanto de todo lo que ocurría en BRM y poco a poco convertir al equipo en un equipo que podía ganar no solo a través de velocidad, sino también por medio de construir coches fiables que pudieran soportar las demandas de un Gran Premio.

Hill se alejó de Lotus la primera vez por su fragilidad, este ex mecánico sabía que la novedosa creación que podía realizar Colin Chapman, no era generalmente capaz de soportar una carrera sin romperse, BRM fue amoldado a ese pensamiento de fiabilidad, con sus propias manos se encargaba de controlar y mostrar a los mecánicos que todo detalle era importante, con sus notas fue capaz de mostrar que cambios de presión, barras , etc podían ir compensando de algún que otro fallo de diseño, BRM no eran coches muy innovativos pero Hill se encargó de mostrarles que no todo estaba en la innovación, había que construir coches que fueran capaces de terminar las carreras y explotar sus mejores cualidades cuando le fuera posible, de la misma manera Graham era un hombre que conocía de sus propios límites y se mantenía firme dentro de ellos, aplicando una y otra vez lo que sabía que funcionaba, mucho se ha escrito sobre como Hill usaba más frenos que Clark o incluso Stewart, pero sus mecánicos sabían que la razón era fácil de explicar “ Graham ponía mucho más énfasis en la primera aplicación de frenos, Jackie o Jimmy eran más graduales y podían llegar al ápice con más velocidad, pero Graham tenía una manera más peculiar que era tremendamente efectiva, no sería poesía pura, pero funcionaba, una de sus armas secretas era su consistencia”

Graham dejaba poco en el aire en cuanto a las carreras se refiere, si se encargaba de todo y mantener un registro de todo lo que pasaba en el coche, lo mismo hacía con los circuitos, anotando donde era necesario hacer los rebajes y de qué manera, calculando de acuerdo al tiempo donde era mejor intentar pasar y que referencias tomar para preparar un adelantamiento o si estaba en tráfico, todo esto aplicado con una muy buena disciplina.

De todos los pilotos de los 60s , Graham tal vez no sea ni el más natural ni el más rápido, pero su estancia en un coche de carreras era una estampa de realeza, en Mónaco , Graham mostraba que su exuberante presencia fuera del coche como el embajador natural, era igualmente reflejada con la elegancia en que consiguió sus grandes triunfos en el principado dejando poca duda en el proceso de que era uno de los grandes del automovilismo y durante mucho tiempo aún en su ausencia las nuevas generaciones debieron de quitarse el sombrero ante el solo pronunciamiento de su nombre, Graham Hill, Mister Mónaco.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.